Baldomero Escudé Vila y la Renaixença catalana

 

En 1994, en uno de esos ratos de ocio que transcurren hurgando curiosidades diversas, me sumergí en el catálogo de la Biblioteca Widener de la Universidad de Harvard y me encontré con la agradable sorpresa de las Poncellas de un Escudé sin parentesco conocido con nuestra familia. La colección de 47 páginas y 16 poemas se subtitula Col-lecció de Poesías Catalanas. Publicado en Barcelona en 1878 por el Establiment Tipográfich de la Renaixença cuando nuestro abuelo José Escudé Nadal tenía apenas un año de edad, el pequeño libro testimonia el catalanismo de algunos de los portadores de nuestro apellido hace ya más de 120 años. Desde aquel hallazgo vine postergando la realización de alguna pequeña investigación sobre Don Baldomero y sus circunstancias. No he avanzado casi nada, pero he aquí algunos resultados preliminares.

 

La publicación del opúsculo corresponde a tiempos en que la Renaixença llevaba unas cuatro décadas de existencia, si tomamos como punto de partida el lanzamiento del poema La Pàtria de Bonaventura Carles Aribau. El mismo nombre de la casa editorial que imprimió el poemario de Escudé testimonia el vínculo espiritual de la publicación con el resurgimiento. Y dos de los tres poemas que ahora presentamos en nuestra página, los titulados “A Catalunya” y “Á la Patria”, documentan un fervor patriótico en que el autor expresa su predilección por la tierra catalana a la vez que reconoce una unidad española que incluye a ésta.

 

Por cierto, resulta patente que Catalunya era para Escudé Vila el terruño al que cantaba, mientras la Patria era España toda, que debía tenerse por bienaventurada al albergar al Principado entre sus regiones. Para nuestro poeta, Catalunya era tributaria de un reconocimiento quizás único. “Tú que a Espanya molt fas ser”, proclamaba con orgullo. No obstante, está implícito en esa misma oración que el país catalán estaba para él indisolublemente ligado a la unidad hispana mayor. No hay en el bardo de nuestro nombre ni un dejo de nacionalismo catalán, en el sentido de un Johann Gottfried von Herder o un Joseph de Maistre. En momento alguno se insinúa la popular subversión romántica que supone que toda nación debe tener su propio Estado. La Patria, como queda claro en el segundo de los poemas mencionados, es España, a pesar de la especificidad lingüística, cultural e histórica de Catalunya.

 

Más allá de la comprobación de este catalanismo acotado, sabemos muy poco acerca de Don Baldomero. Sus Poncellas están dedicadas a Mariano Brosa y Arnó, que según el autor era “director del reputado colegio de su nombre en Sant Andreu del Palomar”. Escudé Vila lo llama su “maestro”. Pero el único dato que pudimos recabar sobre Brosa y Arnó es que fue autor de un trabajo especializado titulado Manual completo de hilatura, útil a los contramaestres, mayordomos y fabricantes (Barcelona, Librería de Bastinos, Librería de Cami y Malet, 1876). Esta senda fue pues un callejón sin salida.

 

Una pista más fructífera fue la justa literaria en que Escudé Vila obtuviera una mención honorífica. En efecto, su poema “Misteris”, aquí reproducido, obtuvo la guitarra de plata en el “Certámen humorístich-literari de la Societat l’Aranya del any 1878”.

 

Profundizando este camino, el afán de saber más sobre el significado de este premio nos condujo a una búsqueda exploratoria sobre sus organizadores, que reveló la celebración de un segundo concurso en 1880, titulado “Certamen-literari festiu y humorístich de la Societat l’Aranya”. La Biblioteca Rector Gabriel Ferraté, sita en el Campus de Terrassa de la Universidad Politécnica de Catalunya, posee los volúmenes correspondientes a sendas competencias, disponibles para quién quiera obtener más información acerca de las mismas.

 

Desde la distancia sólo hemos podido averiguar que la Societat L’Aranya estuvo inspirada por el mismo espíritu que impulsara los certámenes de “La Misteriosa” entre 1874 y 1877, “Lo Niu Guerrer” de 1877 y losJocs Florals de Can Prosa” de Santiago Rusiñol. Este dato a su vez nos puso sobre la pista de la rica tradición catalana de los Jocs Florals, de origen medieval.

 

Por cierto, según puede verificarse en la página de la Universitat Oberta de Catalunya, estos certámenes literarios fueron instituidos hacia el año 1324 en Tolosa de Llenguadoc por la Sobregaya Compahia dels Set Trobadors, continuando hasta 1484. En 1393 fueron instituidos en Barcelona por el Consistori de la Gaia Ciencia, gracias a las gestiones de Jaume March y Lluís d'Averçó. Fueron protegidos por los reyes Martí I y Ferran I. Los eruditos nos cuentan que en estas fiestas participaron casi con seguridad Gilabert de Pròixita, Guillem de Masdovelles y Andreu Febrer.

 

La tradición fue interrumpida a fines del siglo XV y retomada recién con los Jocs Florals de Barcelona de 1859, ya cerca de los tiempos de nuestro poeta homónimo, gracias a las iniciativas de Antoni de Bofarull y Víctor Balaguer. Los lemas de las primeras bases del certamen fueron “Patria, Fides, Amor”, temas muy afines a Baldomero Escudé. Según el Nou Diccionari 62 de la Literatura Catalana, durante la primera etapa de la vida de la entidad, entre 1859 y 1879, los Jocs Florals fueron el mismo motor de la Renaixença.

 

Como vemos, la obra de nuestro poeta fue galardonada por un certamen afín a esta tradición, y fue publicada hacia el final de la fecunda primera etapa de los juegos. Por otra parte, el fuerte vínculo de Don Baldomero con este importante antecedente tiende a corroborarse con la última pista de que disponemos. Ésta surge de la portada del opúsculo, donde se anuncia que las Poncellas fueron corregidas por “el distinguido literato D. Eduard Aulés”. Como el sentido común nos decía que Escudé Vila debía tener algo en común con el maestro que fuera elegido para corregir su poesía, rastreamos los antecedentes intelectuales de Aulés.

 

Éste fue por formación abogado, obteniendo su doctorado en 1860 en la Universidad Central de Madrid con una tesis titulada Principios sobre que estaba basada la sucesión Ab-intestato por derecho antiguo romano; reformas que experimentó con el tiempo; derecho de Justiniano” (Madrid: Imprenta de D. Bernabé Fernández, 1860). Sin embargo, a pesar de esta aventura jurídica iniciática, Aulés se destacó por la producción de una considerable obra literaria en catalán que no es sino otra de las muchas manifestaciones de la Renaixença. Escribió un número importante de piezas teatrales, casi todas comedias, algunas de ellas bufas, otras para ser cantadas y otras más compuestas en verso. El listado, seguramente incompleto, se presenta como Apéndice al final de este escrito.

 

 

Resulta claro pues que como discípulo de esta tradición, a Don Baldomero Escudé Vila le cabe un lugar entre los precursores del catalanismo, siendo uno de los artífices menores de la Renaixença. Los Escudé del siglo XXI nos sentimos honrados al invocar su memoria.

 

Carlos Escudé

Buenos Aires

 


APÉNDICE - Listado de las obras de D. Eduard Aulés, el literato que corrigió la publicación de Baldomero Escudé Vila

 

1. Tres blanchs y un negre: joguina bufa en un acte y en vers / original de Eduardo Aulés; música dels primers mestres de Europa. Barcelona: Llibreria Espanyola de I. López, editor, 1871?. 2. Dos carboners: judici verbal en un acte y en vers / arreglat á la escena catalana per Eduardo Aulés; música de Francisco Pérez-Cabrero. Barcelona: Llibreria de Eudalt Puig, Imprempta d'Espasa Germans y Salvat, 1877. 3. Cel rogent: comedia en un acte y en vers / original de Eduart Aulés. Barcelona: Llibrería espanyola de I. López, Estampa dels succesors de N. Ramirez y Cª, 1880. 4. L'Anada á Montserrat: comedia en tres actes y en vers, arreglada a l'escena. Figura como coautor Albert Llanes. Estrenada en el Teatro de Novedades de Barcelona el 7 de diciembre de 1881. Barcelona: Llibrería de Mayol, avuy de la Sra. viuda de Bartumeus, 1881. 5. ¡Tot cor! : joguina en un acte y en vers / original de Eduart Aulés. Barcelona: Llibreria Espanyola de I. Lopez, Estampa de LLuis Tasso, 1883. 6. Cólera vostras: monólech en un acte y en vers / original de Eduardo Aulés. Barcelona: Establiment Tipográfich "Al Timbre Imperial", 1884. 7. ¡Ell! : joguina en un acte y en vers / original de Eduardo Aulés. Barcelona: Estampa Peninsular de Mariol y López, 1885. 8. Una dona a la brasa: joguina en un acte y en prosa / arreglada a la escena catalana per Eduart Aulés Barcelona: Imprempta de Jaume Jepus, 1885. 9. Lletra menuda: comedia catalana en un acte original y en vers / de Eduart Aulés. Barcelona: Imprenta de Julio Robreño Zanné, 1885. 10. La ma trencada: joguina en un acte y en prosa / original de Eduardo Aulés. Barcelona: Establecimiento Tipográfico de Mariol y López, 1885. 11. Per no mudarse de pis: comedia en un acte y en prosa / de Eduardo Aulés. Barcelona: Llibreria Espanyola de I. Lopez, 1886. 12. Cap y cúa: comedia en un acte y en vers / arreglada a la escena catalana per Eduart Aulés Barcelona: Llibreria Espanyola de López, Estampa de Lluis Tasso, 1889. 13. ¡No va más! : monólech en vers / original de Eduardo Aulés. Barcelona: Establiment Tipográfich "Credit Catalá", 1889.

14. Lo diari ho porta: joguina en un acte y en vers / arreglada á la escena catalana per Eduart Aulés. Barcelona: Llibreria Espanyola de I. Lopez, 1890. 15. Cinch minuts fora del mon: joguina en un acte y en vers catalá / escrita per Eduart Aulés. Barcelona: Antoni López, editor, [18--?]. 16. El vil metal: juguete en un acto y en verso / original de Eduardo Aulés. Barcelona : Establecimiento Tipográfico de Vives y Susany, 1895. 17. La trompeta de la sal: comedia en tres actes y en prosa / original de Eduardo Aulés. Barcelona: Francisco Badía, impresor; 1896. 18. Lo sant Cristo gros: comedia en tres actes y en vers / original de Eduart Aulés. Barcelona: Tipografía de Francisco Badía, 1897. 19. Amor telefónich: comedia en un acte y en prosa. Barcelona: Imprempta de Salvador Bonavía, Colección La Escena Catalán, 1907. 20. Ignocencia: passatemps còmich lirich en un acte y en prosa, arreglat a la escena catalana / per Eduart Aulés; música del Mtre Joaquím Grant. Barcelona: Imprempta de Salvador Bonavía, 1910.




Poesías catalanas...